Todo empezó como un juego. Como siempre empiezan estas cosas. Un grupo de chalaos por la música, los deportes y las mujeres se enzarzan en discusiones bizantinas sobre canciones, sistemas de votación, ordenación, y todas esas fruslerías. Una buena excusa para repasar algunas de las mejores canciones internacional de todos los tiempos . Una lista que, como todas, es subjetiva y sobre la que no se ponen de acuerdo ni siquiera los individuos que la perpetraron...

jueves, 1 de noviembre de 2007

73 - "One Of These Things First", Nick Drake

  • álbum: Bryter Later
  • año: 1970
  • sello: Island

  • "Why leave me hanging on a star when you deem me so high"


1968, Roundhouse en Camdem Town. Al fondo de la sala, sobre el escenario, se distingue la silueta de un joven alto de complexión delgada enfundado en un elegante traje oscuro con una acústica entre las manos. Su voz es particular pero sorprende sobre todo su técnica de finger-picking, es inmejorable. Interpreta sus composiciones parando de vez en cuando entre canción y canción para cambiar la afinación de la guitarra. Eso le lleva su tiempo y mientras lo hace mantiene la mirada fija en sus zapatos. Se oye el rumor de la gente y ruidos en la barra. Unos instantes después continúa con su repertorio hasta terminar la última de las canciones y desvanecerse. Como si nunca hubiese estado allí.

Un conocido músico de la escena local que se hallaba entre el público salía impresionado de la sala a toda prisa en busca de su amigo y joven productor americano Joe (Joe era Joe Boyd, fundador del famoso club UFO de Londres y dueño del sello Witchseason que después vendería a Island). Poco tiempo después, con la ayuda del músico y algunos de sus compañeros de grupo (Fairport Convention), Joe grababa y producía el que sería album de presentación de Nick Drake, "Five Leaves Left" (1969).

Tras pasar desapercibido pese a las notables composiciones que contenía y aún con los desánimos de Nick presentes por los pobres resultados obtenidos por su album de debut, poco depués volverían a la carga con un puñado de nuevas canciones compuestas por el muchacho para una nueva grabación. Orquestado por nadie mejor que su compañero de correrías en los años de la universidad en Cambride y gran conocedor de su vida y obra, Robert Kirby, y de nuevo producido por su descubridor y amigo Joe, quien recientemente se lamentaría públicamente no haber prestado más ayuda y atención a la música de Nick en aquellos años, aparecía en 1970 "Bryter Later" (de donde se extrae la canción que nos ocupa "One Of These Things First").

De nada servirían de nuevo unas composiciones fantásticas fuera de lo común ni el increible talento de 21 años del jovencísmo Drake. De nada serviría la espectacular técnica de finger-picking a la guitarra ni una de las mejores voces del folk, acid folk, folk rock, o como se le quiera llamar, de la época. Una vez más, la falta de acogida de su trabajo era lo último que necesitaba el genio Drake en esos momentos en que ya andaba medio perdido por las profundidades oscuras del alma. Si el año anterior a mitad de gira de su primer disco había tomado la dolorosa decisión de desterrar para siempre volver a actuar en público (la atención que le podía prestar un público de pub era más bien poca), ahora tocaba de nuevo el fracaso comercial y la "tibia" acogida por parte de la crítica.

De vuelta en casa de sus padres recluído para siempre en su habitación, hecho que consideraba como una derrota más en su camino, intentaba reunir fuerzas para la jugada final. Pese o lo frágil de su situación, rodeado por el insomnio, la depresión y el constante consumo de cannabis, el joven Drake se concentraba como podía en las últimas canciones que le quedaban. Si al menos consiguiese ayudar a alguien alguna vez por medio de alguna de sus canciones, todo habría merecido la pena. Sería en 1971 cuando reuniría fuerzas para cambiar dos noches de su habitación por dos noches de estudio junto a su productor para registrar su disco más conocido hasta hoy. Frente a la oposición de productor, equipo técnico y dirección del sello, esta vez grabaría sus canciones sólo con guitarra y voz (grabaría posteriormente algún piano también). "Pink Moon" aparecía en 1972 con idénticos resultados a los anteriores.

El resto de la historia es ya bastante conocida. Por mi parte, basta pensar sólo en dos palabras para sentir admiración, incredulidad y rabia: Nick Drake. Una de las historias más injustas y dolorosas del mundo de la musica, un negocio capaz de lo mejor y de lo peor.

Dejenme para terminar emitir un último quejido: las albanzas y reconocimiento debieron llegar en vida porque, ¿quien los necesita una vez muerto? Mi más sentido respeto y admiración a la familia Drake. Descanse vuestro hijo para siempre en paz.

I could have been a sailor,
could have been a cook
A real live lover,
could have been a book
I could have been a signpost,
could have been a clock
As simple as a kettle,
steady as a rock
I could be
Here and now
I would be, I should be
But how?
I could have been
One of these things first
I could have been
One of these things first.

I could have been your pillar,
could have been your door
I could have stayed beside you,
could have stayed for more
Could have been your statue,
could have been your friend
A whole long lifetime could have been the end
I could be yours so true
I would be, I should be through and through
I could have been
One of these things first
I could have been
One of these things first.

I could have been a whistle,
could have been a flute
A real live giver,
could have been a boot
I could have been a signpost,
could have been a clock
As simple as a kettle,
steady as a rock
I could be even here
I would be, I should be so near
I could have been
One of these things first
I could have been
One of these things first.

Autor: Verne

Más información: http://www.nickdrake.com

Mp3: One of these things first



Youtube: Nick Drake - From the morning

3 comentarios:

Tartamundos Trotamudo dijo...

Bonita y emocionante reseña.

Sí que da rabia la injusticia que se cometió en su momento con la obra de Nick Drake.

Mic dijo...

¿Cuántas injusticias así nos quedan por ver?

meru dijo...

Ufff, esto es una reseña y lo demás tonterías...