Todo empezó como un juego. Como siempre empiezan estas cosas. Un grupo de chalaos por la música, los deportes y las mujeres se enzarzan en discusiones bizantinas sobre canciones, sistemas de votación, ordenación, y todas esas fruslerías. Una buena excusa para repasar algunas de las mejores canciones internacional de todos los tiempos . Una lista que, como todas, es subjetiva y sobre la que no se ponen de acuerdo ni siquiera los individuos que la perpetraron...

lunes, 3 de septiembre de 2007

78 - "All my little words", The Magnetic Fields



  • álbum: 69 love songs
  • año: 1999
  • sello: Merge Records

  • "And I could make you fly away,
    but I could never make you stay..."



Stephin Merrit, como todo el mundo sabe, es gay. Los curas suelen decir que los gays son enfermos. Una especie de virus horrible que contraen no se sabe muy bien si al nacer o en la siempre pecaminosa adolescencia les hace desviarse del recto camino que los Roucos amojamados de este mundo han ideado para nosotros, pobres y descarriados borregos.

Es curioso que alguien que supuestamente ha decidido que es mejor el celibato y/o la ausencia de contacto físico/sexual (lo cual si que supone una auténtica aberración contranatura), cuando no el acercamiento más allá de lo razonable a los niños (con dólares frescos preparados para cualquier eventualidad informativa), se atreva a decir a otros seres humanos cómo deben amarse o sentir.

Cuando uno escucha una canción de amor tan sublime, certera y universal como esta... ¿realmente importa el sexo a quien va dirigida? ¿no la podría cantar cualquiera? Rouco no, claro, que ése no sabe lo que es amar.

Afortunadamente Stephin Merritt si que sabe amar, y lo más importante, sabe contarlo. La desesperación de amar a alguien por su libertad ("it is your wings that make you beautiful") aún sabiendo que eso mismo es lo que te impedirá retenerlo a tu lado ("but I could never make you stay")... Amor y desamor a partes iguales, las dos caras de la misma moneda.

Pobre Stephin, le escribió la canción más dulce que nunca escuchó, y ni así consiguió que se quedara.

Ni con todo el té de China lo habría conseguido.

Autor: Javi

Más información: Página oficial

Mp3: All my little words




Youtube: With whom to dance

6 comentarios:

Mic dijo...

Deliciosa canción y combativa reseña.

Tartamundos Trotamudo dijo...

PLAS PLAS PLAS PLAS!!!!

Ni con todos los paraguas de Londres.

Xurxo Explica dijo...

Preciosa, Javi!!!

alex dijo...

Gran canción y acertada reflexión.

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.